Visitar Gdansk

Ruta Real

Es el recorrido más popular ya que está en pleno centro de la ciudad y es facilmente accesible a pie, en tranvía y se halla tan solo a cinco minutos de la estación de tren. Discurre a lo largo de la calle Dluga hasta llegar al muelle. La Ruta Real comienza en el cruce de Dluga con la calle Boguslawskiego, aquí se encuentra la Puerta Alta (Brama Wyzsza), con la fachada adornada con inscripciones y emblemas de la antigua Ciudad Libre de Gdansk. A pocos metros de allí, se entra ya en la calle Dluga a través del gran arco de la Puerta Dorada (Zlota Brama). Construída en el siglo XVII en una mezcla de estilos italiano y flamenco, está adornada por ocho estatuas en lo alto y en una parte hay una inscripción latín que dice; "los pequeños Estados crecen con la armonía, los Estados grandes caen con la discordia".

La calle Dluga está flanqueada por edificios con adornadas, altas y estrechas fachadas mandados construir por los antiguos comerciantes y clase adinerada y recuerdan a un estilo flamenco o alemán. Al llegar a la altura del Ayuntamiento la calle se ensancha para formar una plaza alargada (Dlugi Targ). El edificio del Ayuntamiento (Ratusz) se construyó en el siglo XIV, en él destaca no sólo su fachada sino tambien su alta torre que está rematada por una una estatua del Rey Segismundo II. A los pies del Ayuntamiento está la fuente de Neptuno, que es el símbolo de la ciudad.

El Dlugi Targ está rodeado rodeado por antiguas casas de vistosa arquitectura, en especial destaca la Corte del Rey Arturo que está detrás de la fuente de Neptuno. Al final de la calle y una vez cruzada la Puerta Verde (Zielona Brama) se llega al paseo del río y se termina la Ruta Real.

Paseo del Muelle

La estampa de la ciudad a lo largo del río Motlawa es una de las mas conocidas de Gdansk. Caminando por el paseo se pueden visitar algunas casas museo de antiguos comerciantes y el Museo Arqueológico.

Según avanzamos desde la Puerta Verde, la primera calle que encontramos, paralela a la calle Dluga, es la calle Piwna (calle de los cerveceros). Si se continúa hasta el final de ésta se llega al edificio del antiguo Arsenal (Wielka Zbrojownia), con su fachada de estilo flamenco.

Continuando por el paseo se llega a la Puerta de Santa María. Construída en ladrillo y rematada por dos torres en los extremos, ésta puerta da entrada a la calle Mariacka, en donde se encuentra una gran cantidad de tiendas de joyería de ámbar. Al final de la calle Mariacka está la gran Basílica de Nuestra Señora (Bazylika Mariacka), un enorme edificio de ladrillo ( es la mayor iglesia de Europa construída en ladrillo), del siglo XIV. Destaca su gran torre, a la que se puede subir a pie tras superar más de 400 escalones, y observar la ciudad desde 80 metros de altura. La iglesia se ha restaurado despues de su parcial destrucción despues de la Guera Mundial, sin embargo, gran parte de las obras de arte que contenía el edificio desaparecieron.

Según se sigue caminando se van pasando puertas que dan a otras calles hasta llegar al famoso edificio de la Vieja Grúa. En la época medieval era la mayor grúa de Europa y es una máquina enorme dentro de un edificio de madera. Se construyó en el siglo XIV y servía para levantar las piezas y los componentes de los barcos.

En la isla del Plomo, en la orilla frente a la Grúa está el Museo Marítimo (del que la Grúa forma parte) y ahí atracado está el barco Soldek, el primer buque construído por Polonia en los astilleros de Gdasnk en el año 1948.

Ciudad Vieja (Stare Miasto)

Siguiendo hasta el final del Paseo del muelle se llega a una torre situada en la orilla del río, al cruzar la calle Podwalw Staromiejskie llegamos a la Ciudad Vieja, donde la verdad se encuentran mas edificios modernos que antiguos edificios reconstruídos. Es esta parte se puede encontrar el monumento a los defensores de la oficina de correos, que se levantó en honor a los empleados de correos que defendieron la oficina ante los primeros ataques de los nazis. Cerca del canal que rodea la ciudad vieja, se encuentra el Gran Molino (Wielki Mlyn), una casa enorme con un característico tejado a dos aguas muy empinado.

Astillero de Gdansk (Stocznia Gdansk)

La visita a los Astilleros es recomendable por su valor simbólico y la importancia que estos tuvieron en la historia de la ciudad. En los años 70 se llamaban Astilleros Lenin en donde (entre otros) trabajaba como electricista Lech Walesa. Sería él quien encabezaría el sindicato Solidarnosc, al frente de las huelgas y protestas que tuvieron lugar en los 80 y que acabarían provocando la caida del comunismo en Polonia para extenderse luego al resto de paises bajo la órbita soviética. En la actualidad, con las reconversiones navales, los astilleros de Gdansk han venido a menos y su supervivencia está amenazada, si en 1980 trabajaban 20.000 trabajadores hoy en día no pasan de 3.000.

El astillero se encuentra en dirección noroeste del centro de la ciudad. A la entrada de las instalaciones se pueden ver tres enormes cruces de hierro levantadas en honor a los obreros muertos en el astillero.

Westerplatte

Junto al mar y en la desembocadura del río, está Westerplatte. Es la península que cierra la salida del río y en donde el 1 de Septiembre de 1939 empezó la II Guerra Mundial al bombardear el ejercito alemán el destacamento de aduanas que allí tenía el ejército polaco. En lo alto de una pequeña colina se levantó un monolito de piedra para conmemorar la resistencia de la guarnición polaca.


calle Dluga

 

Puerta Dorada (Zlota Brama)

 

Torre del Ayuntamiento

 

Paseo del Muelle

 

Astillero

 

Westerplatte

 

Visitas guiadas - excursiones

Vea nuestras ofertas