Historia de Gdansk

Antiguo burgo eslavo surgido en el s. x y mencionado por primera vez como Urbs Gyddanyzc, en el 977, formando parte de Polonia. Desde su evangelización en estas fechas por Adalberto, obispo de Praga, se convirtió en el centro más importante de la Alta Pomerania, y en 1147 era capital de un distrito del ducado de Pomerania. El duque Subislao la amuralló (1185) y el duque Mestuino II, en lucha con su hermano, pidió auxilio a los brandeburgueses, dando pie a que en el s. xiii la Orden Teutónica estableciera las primeras colonias de alemanes.
     
Al morir sin sucesión Mestuino II, G. pasó a poder de Cemislao II de Polonia (1295). Su hermano, Vladislao Lokietek, en sus luchas contra Brandeburgo (v.), se apoyó en la Orden Teutónica (1309), a quien acabó siendo cedida oficialmente G. por los reyes de Polonia (1343). Ingresó en la liga Hanseática (1360), convirtiéndose junto con Hamburgo, Lübeck y Stettin en uno de los focos principales del comercio báltico. Era el puerto de los países del Vístula y desempeñó un gran papel en el comercio de granos de la región, a la vez que intervenía en las guerras contra los piratas y los reyes escandinavos.
     
Permaneció bajo el gobierno de la Orden Teutónica desde 1343 hasta 1454 en que se declaró ciudad libre. Desde entonces tomó por protector a Casimiro IV de Polonia, que le concedió la Constitución llamada Privilegium Casimirianum, por la que gozaba de autonomía casi total, franquicia aduanera, acuñación de moneda, guarnición propia y del derecho de hacer la paz, la guerra y concertar alianzas. El poder central estaba representado por un burgrave con voto en la Dieta. Fue un periodo de gran prosperidad.
     
La Reforma penetró en G. en 1523, aunque sólo a partir de 1557 alcanzó gran difusión, consolidando entonces la ciudad su autonomía y prosperidad. Aunque el polaco Esteban Battory atentó (1575) ',contra los privilegios de G., provocando que ésta se aliara con Maximiliano 11, esto fue un simple episodio, porque la lealtad a Polonia se puso de manifiesto durante el sitio de Carlos X de Suecia (1656), rechazado con auxilio del rey Juan Casimiro. En 1709 fue asolada por la peste y en 1734 intervino en la guerra de Sucesión de Polonia a favor de Estanislao Leczinski, siendo ocupada por rusos y sajones. I
     
En el primer reparto de Polonia (1772), G. permaneció polaca; pero tras el segundo fue incorporada al reino de Prusia y designada capital de la Prusia occidental.
     
Bloqueada en 1806 por los suecos, mientras los ingleses embargaban sus navíos, al año siguiente fue ocupada por el mariscal francés Lefebvre, que recibió el título de duque de Danzig. Por el tratado de Tilsit (1807), G. fue reconocida como ciudad libre con todos sus privilegios, bajo el protectorado de Francia, Prusia y Sajonia. Sin embargo, su prosperidad económica, ya muy mermada por la competencia de la marina holandesa, había disminuido al desligarse de Polonia y, sobre todo, sufrió un duro golpe con el bloqueo continental napoleónico que aniquiló su comercio con Inglaterra. En 1812, las tropas francesas y polacas refugiadas en G., fueron sitiadas por rusos y alemanes y obligadas a rendirse tras una heroica defensa. En el congreso de Viena, G. fue entregada de nuevo a Prusia. Sus numerosos monumentos, como la Catedral, el Ayuntamiento y la famosa puerta de la Grúa, hacen de G. una de las ciudades más bellas del Báltico.
     
El tratado de Versalles (1920) creó el Estado Libre de Danzig, franja de terreno que, incluyendo G., unía Polonia al mar. Se colocó bajo la tutela de la Sociedad de Naciones, y fue causa permanente de fricciones entre Alemania y Polonia. La ciudad se convirtió en foco del nacionalismo alemán, que reclamaba su anexión a Alemania, hasta que la instauración de una Dieta con mayoría de los nazis (1933) agudizó el problema al intentar éstos reducir las facilidades comerciales otorgadas en el tratado de Versalles al comercio polaco. La situación se agravó con la nueva victoria electoral de los nazis (1935), que aumentaron su mayoría, y desembocó en la crisis de 1938. Hitler decidió emplear la fuerza y atacó Polonia (1 sept. 1939), proclamó la incorporación de G. al Reich alemán, y desencadenó la II Guerra mundial.
     
Tras la derrota polaca, G. se incorporó a Alemania y se convirtió en capital de distrito (1939-45) hasta su ocupación por el ejército ruso (1945). Destruida por los bombardeos y por los combates entre tropas soviéticas y alemanas, G. fue reconocida en la conferencia de Potsdam (1945) como parte integrante de Polonia, a la que se incorporó al terminar la contienda.

M. J. ALVAREZ PANTOJA

Propiedad del contenido: Ediciones Rialp S.A. Gran Enciclopedia Rialp, 1991.
Propiedad de esta edición digital: Canal Social. Montané Comunicación S.L.

 

Visitas guiadas - excursiones

Vea nuestras ofertas